Site's Logo

Hormona del crecimiento

La búsqueda desesperada por la eterna juventud lleva a decenas de personas a recurrir a cualquier recurso que prometa esto. Un buen ejemplo es el de la hormona del crecimiento (GH) que parece estar en boga, bastante comentado y discutido por los adeptos a la musculación. 

Como su nombre lo dice, es responsable por el crecimiento, tratándose de una proteína globular con 191 aminoácidos en su estructura y es específica de cada especie. 

En los humanos, es producida en la parte superior de la glándula hipófisis localizada en el centro del cerebro y su función no se limita apenas al crecimiento. Es responsable por la restauración de los tejidos musculares, óseos, producción de enzimas, integridad de los cabellos, uñas y de la piel. 

La hormona del crecimiento es producida durante toda la vida, pero no de forma constante. Presenta picos de producción en determinadas fases de la vida y en momentos del ciclo circadiano. Siendo así, en la adolescencia es cuando alcanza su mayor producción diaria seguida de un decrecimiento gradual promedio del orden de 14% por década.

Es especialmente durante la fase del sueño conocida como REM (Movimiento Rápido de los Ojos) cuando el cuerpo libera mayor cantidad de la hormona, reparando los tejidos que sufren desgaste durante los movimientos corporales y actividades mentales. Por esto, vemos más una vez la importancia del descanso y de noches bien dormidas.

Es una de las hormonas anabolizantes naturales estimuladas por el ejercicio de fuerza conjugado de forma adecuada a la ingestión de proteínas alimenticias y como vimos antes, a la calidad del sueño. Los menores picos se dan durante el ayuno e inmediatamente después de los ejercicios extenuantes, reforzando el peligro de "entrenar en ayunas". 

Esta maravillosa máquina humana es una compleja ingeniería bioquímica liberando varios productos en cadena conforme el estímulo externo. Siendo así, la hormona del crecimiento GH, no aparece de la nada, es liberada a partir del estímulo de otra hormona, a GHRF (Factor Liberador de la Hormona del Crecimiento) producida en el hipotálamo, una región encima de la hipófisis, de donde parte la acción de varios otros productos, en función de la necesidad del cuerpo a cada momento. 

La deficiencia de la hormona del crecimiento provoca varias anomalías, entre ellas el enanismo, la reposición exógena es conducida bajo orientación de médicos especialistas. 
Con el decrecimiento natural, de acuerdo con el avanzo de la edad, algunas experiencias exitosas de reposición hormonal, retardando el envejecimiento en la tercera edad, han sido registradas. Pero todavía se necesita de más estudios. 

En el deporte y en el fitness ha habido en los últimos años un aumento acentuado en la búsqueda de la hormona del crecimiento, principalmente en las modalidades donde la hipertrofia muscular constituye un factor importante. Esto se debe, de cierta forma, al hecho de que las personas reconozcan que los esteroides anabólicos son muy peligrosos y difícilmente los usuarios escapan de los efectos colaterales.

Entretanto, los experimentos y estudios concretos que existen realizados con ancianos y portadores del virus HIV, no pudieron afirmar que el tratamiento hecho sólo con hormona del crecimiento sea eficiente en el aumento de la masa magra. 

En la musculación, los experimentos realizados por Taaffe et al, 1994 entre otros estudios similares, no comprobaron aumentos significativos de la fuerza máxima, aunque hubiera disminución del porcentaje de gordura y aumento de masa magra, llevando a la conclusión de que dicho aumento de masa magra está asociado a la retención de líquidos y otros productos dentro del músculo, factor descrito por Zatsiorsky como hipertrofia zarco plasmática. 

Entonces, yo pregunto. Este músculo grande sin aumento significativo de la fuerza máxima sirve para que? Además, es un tratamiento caro, sin resultado seguro y todavía puede traer efectos colaterales tales como: aumento de la mandíbula y del maxilar con separación de los dientes incisivos superiores centrales, aumento de los codos, manos y pies. 

Estos verdaderos gigantes vistos en cualquier revista de físico-culturismo, como los exámenes antidoping son todavía poco eficientes, juran "por lo más sagrado" que "no toman nada". Será una mutación genética desconocida por la ciencia? Estarán tomando yogurt Danone que vale por un bistec? O será leche con chocolate? La industria alimenticia está evolucionando, no? 

Vale la pena recordar: prescripción hormonal sólo puede ser hecha por un médico, suplementos alimenticios por nutricionistas y ejercicio físico por profesionales de Educación Física. Habla serio!!!


Referencias:
http://sites.uol.com.br/gballone/geriat/hGH.html
http://www.abcdasaude.com.br/artigo.php?501
http://www.geocities.com/thiago_batista/hgh.htm
http://www.gease.pro.br/GH-atuacao.htm
http://www.gease.pro.br/GH-mitos.htm
http://www.saudetotal.com/saude/musvida/potencia.htm
ZATSIORSKY, Vladimir M. - Ciencia y Práctica del Entrenamiento de Fuerza - São Paulo - S.P. - Phorte Editora Ltda, 1999
FLECK Steven J. Fundamentos del Entrenamiento de Fuera Muscular - 2ª edición - Porto Alegre - R.S. - Editora Artes Médicas Sul Ltda - 1999.
MCARDLE, William D., Katch I. Frank & Katch L. Victor. - Fisiología del Ejercicio. Energía, Nutrición y Desempeño Humano - Ed. Guanabara Koogan S. A. - 4ª edición - Río de Janeiro R.J. 1998

Créditos:
Traducción copyright © Natalia Roggiero Barbieri
Texto copyright © Luiz Carlos de Moraes - Profesional de Educación Física
Registro CREF1- RJ 003529 - lcmoraes@petrobras.com.br | lcmoraes@compuland.com.br  
Lea más artículos en el sitio Notícias do Corpo

 

Volver a RecorridosVolver a Salud

© 1999-2014 Helio A. F. Fontes
 Copacabana Runners - Atletismo e Maratonas